Viviendas resilientes a desastres naturales: entrevista a Santiago Caprio

05 noviembre, 2020

Barbieri dialogó con Santiago Caprio, reconocido arquitecto-urbanista argentino, y ganador del desafío Diseño de casas resilientes promovido por el Banco Mundial. Conocé en detalle de qué se trató este concurso y la flexibilidad del Steel Frame para su adaptación.

01 -  Caprio Render Sur Rev04

El Resilient Homes Challenge tuvo lugar durante el 2018, y fue promovido por el Banco Mundial, el Fondo Mundial para la Reducción y Recuperación de Desastres y ONU-Hábitat. Fue un desafío que convocó arquitectos, ingenieros, diseñadores y estudiantes de todo el mundo a enviar propuestas de diseños para casas sostenibles y resistentes a desastres naturales.

Para ser aceptados, los diseños debían poder construirse a muy bajo costo por personas que vivieran en áreas afectadas o vulnerables a desastres naturales. Ello incluía:

  1. Países insulares afectados por terremotos, tormentas e inundaciones.
  2. Zonas montañosas y del interior afectadas por terremotos y deslizamientos de tierra.
  3. Zonas costeras afectadas por tormentas e inundaciones.

El proyecto ganador: viviendas resilientes hechas en bambú

Santiago Caprio es un arquitecto y urbanista argentino, y su proyecto para la construcción de viviendas resilientes de bambú obtuvo el primer premio en el Resilient Homes Challenge.

¿Qué características tiene el proyecto ganador?

El proyecto es una vivienda unifamiliar de 45m2. En la planta baja se encuentra la zona diurna de la vivienda donde se pueden hacer distintas actividades en un único espacio abierto. También se incorpora una tira sanitaria donde se encuentra el baño y la cocina. El “open space” fue pensado en Bangladesh como un lugar donde la gente pueda cocinar en el piso, respetando costumbres y modos de vivir de la gente local. En planta alta, se encuentra un espacio de descanso.

Todo el proyecto se pensó como un sistema que permite construir viviendas de una forma rápida y económica, dando respuesta a situaciones de urgencia extrema. También, el sistema permite la posibilidad de ampliarse o reducirse según las necesidades de los habitantes del hogar.

Teniendo el mundo para elegir, ¿por qué eligieron Bangladesh como localización para desarrollar su proyecto?

Elegimos Bangladesh porque es un país que a lo largo de los años se enfrenta a distintos desastres naturales. El país asiático es uno de los lugares del mundo con más tipos de riesgo de desastres naturales del planeta. Es una zona de elevado riesgo sísmico, sufre de inundaciones devastadoras, ciclones y huracanes. Asimismo, es uno de los países más pobres del mundo, y nos pareció de suma importancia poder trabajar en un país que tenga un alto nivel de complejidad.

También valoramos que en Bangladesh la gente tiene un alto sentido de pertenencia con sus raíces, luego de una inundación la gente hace todo lo posible por volver a instalarse donde antiguamente vivían.

¿Cuántas personas participaron del concurso?

Más de 3.000 profesionales de más de 120 países participaron en el Desafío, lo que resultó en más de 300 presentaciones de equipos. Un jurado de expertos internacionales seleccionó tres diseños ganadores para cada uno de los tres escenarios, para un total de nueve ganadores y felizmente nuestro equipo fue uno de ellos.

¿En qué sistema constructivo se pensó originalmente el proyecto?

Partiendo del reconocimiento socio-cultural, analizamos trabajar con materiales que sean propios de la zona. Trabajamos todo el proyecto con bambú y realizamos un sistema de refuerzos para poder aplicarlo como sistema constructivo. Este punto al momento de realizar la apreciación de los proyectos fue muy valorado por el jurado.

Para poder desarrollar este proyecto en Argentina se eligió el Steel Frame. ¿Cómo se llegó a esa decisión?

Ese es un muy buen punto. Al ganar el concurso, el proyecto lo debimos presentar en las oficinas del Banco Mundial en Washington y en otros puntos seleccionados en el mundo.

En estos encuentros, distintos actores nos propusieron la posibilidad de adaptar el proyecto para que sea viable construirlo en otros países.

Si miramos el mapa de riesgos de problemas ambientales de nuestro país, podremos ver que tenemos una sucesión de situaciones ambientales riesgosas vinculados a una gran falencia de habitabilidad en la calidad y cantidad de las viviendas. Entendiendo esto, creímos necesario la adaptación del proyecto en Argentina y luego de un análisis decidimos ponernos en contacto con Barbieri para poder traducir el proyecto al Steel Frame.

¿Cuáles fueron los puntos que reconocieron en el sistema constructivo para elegirlo para el proyecto?

Lo que nos pareció importante para elegir un sistema constructivo es que el mismo debía ser veloz, ya que es de suma urgencia su construcción. Asimismo, necesitábamos que permita personalizar los distintos componentes de su envolvente para que se adapte a distintas condiciones climáticas y, por sobre todas las cosas, que tenga una baja complejidad para su ejecución.

El proyecto fue concebido con la idea de que todas las personas puedan construir sus viviendas, por ende, la construcción debe ser sencilla y no tener componentes de un peso excesivo. El hecho de que toda la estructura vaya atornillada nos permitía que cualquier persona pueda ejecutar las tareas con facilidad.

Esto para nosotros es muy importante, ya que además de la posibilidad de construir sus viviendas en una situación de tanta angustia, le brindas a la gente la oportunidad de tener una nueva salida laboral, y los ayudás a superar la situación económica precaria en la que se encuentran.

Otro punto valioso del Steel Frame en la construcción es que para construirlo no necesitás necesariamente herramientas que estén conectadas a una fuente eléctrica. Muchas de las herramientas son manuales o pueden ser a batería, por lo que es otra gran ventaja del sistema para situaciones en las que, debido al desastre natural, no hay suministro eléctrico.

Ciudades resilientes

En los últimos 10 años, los desastres naturales provocaron que más de 23 millones de personas se quedaran sin hogar. En ese contexto, el diseño y la planificación de viviendas resilientes pueden desempeñar un papel importante en hacer de las ciudades un lugar más seguro para todos sus habitantes.

Iniciativas como el Resilient Homes Challenge renuevan el compromiso con este propósito, y ayudan a respaldar el logro de la Agenda 2030 y el ODS 11.1, que exige proporcionar viviendas seguras, asequibles y resilientes para los más necesitados.

Desde Barbieri participamos en el desarrollo de la propuesta de viviendas para situaciones de emergencia en Steel Frame, porque estamos comprometidos con el desarrollo sostenible de la sociedad y con el cuidado activo del medioambiente.

Nuestro negocio se basa en uno de los sistemas constructivos más eficientes de toda la industria, razón por la cual, la sustentabilidad forma parte de nuestro ADN empresarial. Buscamos la manera de innovar continuamente en pos de seguir desarrollando un sistema de construcción cada vez más accesible, eficiente y sostenible.


Últimos post

Viviendas resilientes a desastres naturales: entrevista a Santiago Caprio

read more

Imágenes de la obra “Casa Rober”

read more

Nuevo prototipo de vivienda en Steel Frame: el modelo Cuarzo

read more