Barbieri 9 min de leitura

[Seguridad en obras] Implementación de medidas correctivas

Prevención de riesgos en obras y cómo establecer medidas correctivas: información clave para no correr riesgos.

La seguridad e higiene en obras es un tema central para cualquier persona que trabaja en construcción. Es un derecho y, muchas veces, una deuda. Hay muchas normativas y regulaciones, pero es importante tener en cuenta los aspectos más específicos para evitar problemas: en esta cuestión, más información puede salvar vidas y evitar muchos problemas.

¿Por qué ocurren los accidentes? 

Existen tres grandes factores que aumentan la probabilidad de que ocurran accidentes:

  1. La condición peligrosa.
  2. El acto inseguro.
  3. El factor contribuyente.

La condición peligrosa es un factor de riesgo atribuido a la maquinaria, al equipo, a una persona o a una afección que pueda significar un problema de seguridad. Hablamos de:

  • Orden y limpieza deficiente.

  • Inadecuada disposición de Protecciones Colectivas (PC) o Elementos de Protección Personal (EPP)

  • Empleo de herramientas, equipos o enseres defectuosos.

  • Espacio limitado para desenvolverse.

  • Peligro de explosión o incendio.

  • Iluminación excesiva o deficiente.

El acto inseguro es la principal causa de accidentes. Se relaciona con la actividad de los trabajadores, frecuentemente un error humano que puede partir de:

  • Operar equipos defectuosos, de manera incorrecta y/o sin autorización.

  • No señalar o advertir de situaciones de peligro.

  • No asegurar elementos adecuadamente.

  • Poner fuera de servicio dispositivos de seguridad.

  • Emplear en forma inadecuada o no usar EPP o PC.

  • Almacenar y/o desplazar cargas de manera incorrecta.

  • Adoptar una posición inadecuada para ejecutar una tarea.

  • Realizar mantenimiento de equipos en operación.

  • Hacer bromas pesadas.

  • Trabajar bajo influencia de alcohol o drogas.

Finalmente, el factor contribuyente tiene que ver con una condición agravante que potencia las posibilidades de riesgo. Puede partir de situaciones meteorológicas o ambientales; personales en los trabajadores relacionados (cansancio, desgaste y demás); o distintas causas externas. 

Medidas: la prevención y la corrección

Antes de profundizar sobre las soluciones, es importante comprender las distintas opciones y sus diferencias:

  • Las medidas preventivas son aquellas que actúan antes de que se produzca el daño, e intentan eliminar o reducir las causas que lo provocan. Estas actúan sobre el foco.

  • Las medidas correctivas no son aquellas que evitan el riesgo, sino que tratan de reducir o eliminar los daños sobre el trabajador. Aplacan impactos del accidente y protegen al profesional.

En este último grupo hay dos tipos que podemos distinguir para detallar la seguridad de la obra:

  1. Las medidas correctivas de protección colectiva.
  2. Las medidas correctivas de protección individual o personal.

1. Medidas correctivas de protección colectiva

Estas medidas preventivas y correctivas, protegen a los empleados en conjunto y dotan de condiciones seguras el espacio de trabajo. Se trata de:

  • Elementos de protección contra caída de objetos o de personas en agua, distintos niveles o huecos.

  • Señalización de seguridad.

  • Disyuntores, llaves termomagnéticas y puesta a tierra.

  • Iluminación de emergencia.

  • Instalación del Servicio contra Incendio.

  • Plan de Contingencia y Respuesta ante Emergencias como el que ya hablamos más arriba.

  • Entre otros.

    post-seguridad-final-imagen-ok

2. Medidas correctivas de protección individual o personal: EPP o EPI

Estas medidas se basan en la protección a riesgos específicos de trabajadores. Los elementos tienen una vida útil limitada, por lo que hay que tener en cuenta el aspecto del tiempo de uso y deben conservarse en estado óptimo. Son intransferibles y de uso obligado; además, tienen derecho a exigirlos. Finalmente, es importante tener en cuenta que estas no reemplazan a las anteriores ni viceversa.

Algunos de estos elementos son:

  • Cascos de seguridad: son elementales para evitar lesiones en el cráneo o en el cerebro. Un buen casco de seguridad debe reunir características como: contar con máxima absorción de golpes, ser liviano y cómodo para el usuario, tener fecha de elaboración y estar dentro del período recomendado de durabilidad (12 meses) y demás.

  • Guantes: son fundamentales para manejar elementos cortantes y punzantes. En el Steel Frame son muy importantes ya que resguardan al trabajador de cortes y demás lesiones y riesgos propios de los materiales.

  • Orejeras: protegen los oídos de las estridencias típicas del ambiente de la construcción, y en este caso del sonido elevado que se produce al cortar perfiles de acero.

  • Antiparras: la tarea del corte de perfiles o el atornillado puede provocar desprendimientos de material que dañen los ojos y este elemento protege al trabajador de ese riesgo. 

  • Barbijo: son importantes para prevenir la inhalación de polvo, partículas y otras emanaciones que puedan generarse durante el proceso de fabricación de un producto o en un contexto de obra. Es muy importante al trabajar con placas de yeso o lana de vidrio, dos elementos propios del Steel Frame.

 

¿Tenés dudas? Podés dejárnosla abajo en comentarios o hacerla por medio de nuestras redes sociales.

avatar

Barbieri

Soluciones constructivas para obras eficientes

COMENTÁRIOS